CLUBES NOTICIAS_SLIDER

C.D. ARCES

Probablemente, nada hacía pensar a aquellos jóvenes, que se divertían tras la Escuela jugando al fútbol en la Plaza de Los Arces, que con el paso de los años serían recordados por ser los pioneros de un club que a pesar de los avatares, del paso del tiempo y de los sobresalientes cambios que tanto la sociedad como el propio deporte ha  experimentado, está a punto de cumplir los 75 años.
El Club Deportivo Arces es ahora una caballero metido en años pero tan joven de espíritu como el que más y cuyo báculo no es un cochambroso bastón de madera, si no la experiencia que le otorga esa longevidad. Se hace muy complejo dar con exactitud una cifra de los niños y jóvenes que han pasado por su filas, pero cada temporada, más de cuatrocientos forman en los diferentes equipos que ampara. En estos años, el azul celeste de la camiseta se ha convertido en un referente del fútbol Base de Valladolid. Un Club que evidencia su estabilidad en un dato: en setenta y cinco años unicamente seis presidentes han estado al frente.
De cara a ese feliz cumpleaños, los de El Palero no podían haber recibido mejor regalo adelantado: la remodelación del campo de fútbol 11 que se produjo este verano. Un tapete verde deslumbrante, moderno y adecuado a los tiempos que corren y a la cantidad de jóvenes que hacen uso de él, luce en la instalación. Lejos quedan aquellos primeros partidos en la Plaza o aquellos primeros entrenamientos más “serios” en Las Moreras, cuando el club acababa de inscribirse en la Federación Castellana de Fútbol.

Ahora, una familiar y comprometida Junta Directiva lleva las riendas del club de Base más antiguo de Valladolid. Su presidente, al que le brillan los ojos cuando mira las fotos que atestiguan la veteranía de su club, es Antonio Merayo, en cuyas espaldas recae el día a día y la celebración de las bodas de Platino. “Parece que 75 años no es nada, pero la verdad es que impresiona ver la trayectoria de este club y todo lo que se ha conseguido. Hemos pasado tiempos muy difíciles pero todo se ha superado con mucho empeño e ilusión. El Club nació de la mano de un luchador, Don Primitivo Acero, en una época muy compleja e imagino que, el superarnos, va en nuestra identidad. ”.

Una identidad que está muy marcada en los que llevan las riendas “ya que este Club siempre ha sido muy familiar y así queremos que siga siendo. Es nuestro ADN. Todo el que entra en el Club se siente muy a gusto, está en casa y es realmente extraño que alguien se vaya de aquí, sin motivos de fuerza mayor, para irse a otros clubes. Luego cuando los chicos crecen, ellos deciden, pero mientras son los padres los que tienen el control, aquí se encuentran perfectamente. Es algo que se ha mantenido así desde el principio de nuestra historia”.

Más de siete décadas dan para más que mucho, pero como ya hemos indicado, unicamente seis presidentes han dirigido el club, señal de ausencia de luchas intestinas o de rivalidades que, evidentemente, también las habrá habido, pero minimizadas por ese talante familiar. No obstante y a pesar de que esto es un trabajo de todos, de mucha gente, esta historia tiene nombres, personajes claves “Nuestro Fundador, Primitivo Acero es la persona clave. Él marca todas las directrices y con las oportunas y normales adecuaciones que impone el paso del tiempo, aquella filosofía, aquellas pautas que él junto a las personas que le acompañaron en la primera Directiva, son las que siguen prevaleciendo. Él marcó el camino, pero no podemos olvidarnos de otra persona clave. Presidente en los años noventa. Domingo Caballero es el que relanza de una forma definitiva el Club. Pasamos de ser doce o catorce equipos a doblar y ser los veintidós que somos en la actualidad”.

Esto les convierte en uno de los más poderosos del fútbol provincial, en uno de los clubes de referencia junto a Parquesol, la Sur, Betis, Victoria... “Pero cada uno haciendo su trabajo y creo que sin peleas por saber qué club es el número uno y cual el número dos. Hay rivalidad y la tiene que haber, eso es bueno para todos, pero realmente la relación entre los Clubs algo más grandes dentro de la modestias del fútbol modesto o base son realmente buenas e incluso diría que excelentes. Unicamente dejaría un poquito al margen al más importante, el Real Valladolid. Yo creo que su manera de ver, de entender, el fútbol Base no tiene nada que ver con nosotros o con el resto de la Base. Creemos que tenemos diferentes puntos de vista o que ellos lo entienden de diferente modo a nosotros. Ellos son soberanos, tienen su dinámica de trabajo y hay que respetarlo. Nosotros, realmente, lo que queremos es que se nos preste un poco más de atención. Ahora unicamente se acuerdan de nosotros cuando acaba una temporada y va a empezar otra para contar con aquellos jugadores de calidad que son interesantes para formar su respectivo equipos. Es un trabajo que se podía hacer con la colaboración de los propios clubes y a lo largo de toda la temporada con seguimientos, con ayuda de tipo técnico, colaboraciones en entrenamiento... no es un tema económico. Nadie le pide dinero al Real Valladolid ya que todos sabemos la situación en la que está y nosotros subsistimos gracias a las aportaciones de las familias. Es mayor atención lo que demandamos. Al final tienen que pensar que estamos trabajando por nosotros, pero a la larga, para ellos. Yo lo tengo muy claro que es así. Nuestro objetivo debe ser la formación de jugadores que en el futuro puedan jugar en el Real Valladolid, ese es el mayor orgullo para cualquier club de cantera”.

Y efectivamente a lo largo de estos años hay jugadores que se formaron en el CD Arces y que acabaron jugando en el Real Valladolid o incluso varios que llegaron a militar en Primera. “A finales de los ´50 y principios de los ´60 tuvimos una época muy floreciente. Formamos muy buenos equipos que incluso llegaron a participar en el Campeonato de España dentro de la categoría Aficionado. Todos nos acordamos de un equipo Juvenil en el que militaban jugadores como José Antonio Cantero, portero que llegó a debutar con la Selección Española Juvenil, Chicote, Miralles, Amantegui... En la temporada 61-62 conseguimos nuestro mayor hito: el ascenso a Tercera División  y en aquel equipo había jugadores como Zárate, Gordaliza o Fernando Redondo. Evidentemente son muchísimos jugadores”

Parece que en aquella época los jugadores salían de debajo de las piedras... Quizás ahora no tanto. “Hay que dedicarse a ello. Trabajar mucho para poder hacer equipos y sacar niños. Hay que tener en cuenta que existen otros deportes y que en Valladolid la oferta es muy amplia y eso resta potencial. Antes todo el mundo jugaba al Fútbol y de la cantidad salía la calidad, pero ahora se diversifica y con menos futbolistas también la calidad baja. Y no unicamente la oferta deportiva, hay cantidad de ofertas y actividades en las que los jóvenes se centran. Ya no existe ese ansía de los jóvenes por llegar a ser futbolistas, al menos de forma tan masiva como antes”.

Temporada nueva, la del 75 aniversario y ¡campo nuevo! “Hay que agradecer a la Fundación Muncipal de Deportes que se haya acordado de nosotros. La verdad es que es una gozada ver hoy como está el campo de fútbol 11. merece la pena practicar fútbol en estas instalaciones. Por aquí pasan todos los días casi cuatrocientos chicos y la anterior superficie estaba ya muy dañada. Se le ha sacado un gran rendimiento pero ya tocaba y ahora nos ha llegado. Hay que agradecer el empeño de la FMD no unicamente con nosotros por que se están esforzando mucho para ir atendiendo las demandas de todos. Pero efectivamente podemos decir que ahora el campo de El Palero, el del Club Deportivo Arces está adecuado a los tiempos, a la realidad del Club y a la demanda de las familias que acuden aquí para que sus hijos practiquen Fútbol”.

LA ESCUELA

Es la Joya de la Corona. La hemos puesto en funcionamiento hace pocos años y yo tengo especial cariño y esperanzas. Me parece básico para un club como el nuestro que la Escuela funcione correctamente ya que ella es la savia del club, nuestro futuro. Si por algo el Club se ha distingo a lo largo de todos estos años es por nutrir nuestro equipos superiores de los niños que estaban en el club e iban subiendo peldaños. Muchos de los niños y jóvenes que están en la actualidad, llevan once o doce años con nosotros, han cumplido toda su etapa de formación en el Club Deportivo Arces. Ese es nuestro orgullo y en eso estamos volcados. La escuela es nuestro gran proyecto de presente y de futuro”.

¡UN INTERNACIONAL!

En estos 75 años el Club Deportivo Arces ha tenido buenos jugadores que llegaron a militar en superiores categorías, pero entre todos destaca José Antonio Cantero, un portero formado en las secciones inferiores y que llegó a ser Internacional con la Selección Nacional Juvenil con la que se proclamó Subcampeón de Europa en el año 1957. Del Arces se marchó al Real Valladolid y defendiendo la portería del Viejo Zorrilla destacó. El FC Barcelona estuvo a punto a punto de ficharlo para su equipo filial pero finalmente la operación no cuajó y Cantero se marchó a Vigo para formar parte del Celta. Su carrera terminó en el Hercules de Alicante.
Calero, que residía en Vigo junto a su hijo, falleció esta pasado verano.

EL CUMPLEAÑOS

El Arces ya tiene prácticamente preparado todo para la celebración del 75 aniversario. A lo largo de toda la temporada se irán desarrollando varios actos aunque la idea es que la “traca” llegue a la conclusión de los diferentes campeonatos, antes del Verano. “La idea es que cada mes haya una actividad que nos recuerde que estamos celebrando estas bodas de Platino y que el grueso de la conmemoración sea a finales de Mayo, principios de Junio. Queremos contar con mucha gente que ha pasado por el Club durante estos años en diferentes funciones: jugadores, entrenadores, delegados, padres... ”
Habrá sorpresas que el club ahora no quiere desvelar pero si se sabe ya que “habrá una camiseta conmemorativa con la que jugarán nuestros equipos. En la espalda llevarán un distintivo del 75 aniversario. La camiseta la hemos diseñado en el Club y prácticamente está acabada. En breve veremos a los chicos con ella”.

PREMIO DOMINGO CABALLERO

El Club Deportivo Arces instauró hace ya 13 años un Premio que se ha hecho hueco entre los Galardones de prestigio de la Ciudad a nivel Deportivo. El Premio Domingo Caballero surgió para reconocer y honrar a las personas que trabajan para el Deporte Base de la ciudad y Provincia. La única condición es que los candidatos no estén remunerados por sus funciones y por lo tanto su labor sea absolutamente desinteresada a nivel económico.
La labor debe ajustarse a los valores de dedicación, desinterés y “Caballerosidad”. Del apellido del que fuera presidente, parte el objeto de un Premio que en estas doce anteriores ediciones ha reconocido la labor de personajes como Rubén Martín, alma mater del Voleybol en el colegio de Lourdes, Fernando Alonso, que también fuera presidente del Real Valladolid, Manuel Heredia, Delegado Provincial de Fútbol, Inmaculada Gato, eje del Tenis de Mesa o el desaparecido “Peque”.
La primera edición del Premio Domingo Caballero recayó en Luis Labajos, una de las personas que más ha hecho por el Rugby en Valladolid.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *