CAFÉ CON PREGUNTAS

“HAY QUE ORIENTAR EL DEPORTE HACIA UNA RESPONSABILIDAD SOCIAL”

Media hora. Eso es lo que tardas en ponerte absolutamente al día del Deporte de Valladolid en una conversación con Alberto Bustos. Lo sabe todo. Con datos, lugares, porcentajes, personas... Y todo sin papeles. Tiene una privilegiada memoria por agenda o diario. Al amor de un café, el primero de la mañana, ya que es a esa hora  cuando más tranquilo puedes dialogar, antes de que las reuniones, visitas y demás ocupaciones del cargo le empiecen a atropellar, charlamos con el Concejal de Deportes del Ayuntamiento cuando se cumplen dos años de su llegada al cargo. “La verdad es que parece que haya transcurrido más tiempo. Pero sí, son dos años al frente del Deporte del Ayuntamiento. No obstante hay tanto que hacer que tienes la sensación de que te falta tiempo y los días o las semanas no dan de sí para desarrollar todo lo que hay que hacer”.

Lo que no se va de los ojos de Bustos es el brillo de la ilusión... “ni mucho menos. Sigo igual de ilusionado que el primer día. Hay muchas cosas y muy importantes por hacer para la ciudad y siempre surgen nuevos retos, así que desde luego la ilusión no se pierde, todo lo contrario”.

En dos años habrá habido tiempo para hacer muchas cosas y también para cambiarlas. Cada maestrillo tiene su librillo...¿Qué se encontró cuando llegó al despacho de la Concejalía de Deportes?
“La verdad es que había muchas cosas que funcionaban bien y una experiencia notable de una ciudad deportiva, organizadora de eventos y que socialmente responde, con una base que es la que realmente sustenta todo esto. Hay mucha gente que son referencia y que vienen funcionando desde hace muchos años, por lo tanto creo que la base para trabajar ya era importante. Además en la Fundación Municipal de Deportes había y hay grandes profesionales. Pero como en todo, había margen de mejora importante.

Básicamente ¿en qué?
“Había que reforzar el deporte de base y el deporte escolar que estaba perdiendo fuerza respecto a la élite. Había que dar un paso al frente con el tema instalaciones, en las que se notaba un cierto abandono con un déficit de mantenimiento en muchas de ellas. Y creo que faltaba orientar el Deporte hacia una cierta responsabilidad social. Y todo sin olvidar que hay un importante componente económico que tiene que tener una relación con la ciudad, pero no tanto desde la élite, si no desde la base que es hacía donde nos estamos orientando, con eventos deportivos populares que están potenciando mucho la economía de la ciudad. Por todo esto creo que había un margen importante de mejora.

Pero reseña que había muchas cosas importante bien hechas. El legado de la anterior corporación. Lo fácil hubiera sido minusvalorar o dar un palo si me permite la expresión, pero no lo hace...
“No. Creo que cuando uno entra a una responsabilidad pública no puede segar todo y decir que antes todo era malo y ahora todo va a ser bueno. En absoluto. Antes había cosas buenas y cosas mala y ahora seguramente también haya cosas buenas y malas. Creo que había que rescatar lo positivo que era mucho y repito, había margen de mejora que es lo que había que avanzar y en lo que estamos. Aquel que se empeñe en decir que todo lo que hace es bueno y que todo lo que hacen los demás es malo, se equivoca y eso será malo para la Ciudad”. 

Ustedes tienen varias misiones. Ayudar a la élite, el espejo donde se mira la base. Potenciar esta para que algún día recojan el testigo y proporcionar un deporte social para el ciudadano que quiere hacer Deporte por que sí. Empecemos por lo primero, por la élite. ¿Tiene la sensación de que para los principales clubes de la ciudad ustedes son buenos o malos dependiendo de lo que le ayuden económicamente?“…..
(sonríe). Bueno...eso habría que preguntárselo a ellos. Creo que lo que hemos intentado es racionalizar la relación del ciudad, del Ayuntamiento con la élite. Ahí sí había un margen de mejora importante. La ciudad estaba muy enfocada hacia tres o cuatro deportes de élite y que faltaba control y transparencia. Lo hemos ido matizando con mucho dialogo con los clubes, se ha ido enfocando de otra manera, hay más control y la gente sabe lo que se gasta y en qué se gasta. Ademas se ha diversificado mucho. Ya no hablamos de tres Deportes. Hablamos de veinte clubes de élite de diferentes disciplinas que tienen respaldo municipal, no unicamente económico, también en difusión en potenciar la imagen, en instalaciones...y así están creciendo. Además hay que recordar que cuando más dinero hubo, desaparecieron dos grandes clubes de élite, como el de Baloncesto y el de Balonmano y el de fútbol entró en concurso de acreedores. Por tanto, no es una cuestión de dar más dinero. Es cuestión de ajustar, de controlar, de exigir, también y de establecer una relación cordial entre todos a pesar de que sea normal que surja fricciones que son normales en una relación de tú me das yo pido... pero creo que en general se ha reorientado esa relación y ahora es buena y positiva.

Soy de los que opina que sin Élite la cantera no existe, porque la Cantera trabaja para llegar a un sitio que es esa élite. Y al revés, sin Cantera no existe la élite que se nutre de los que van llegando, evidentemente es así. Así que hay una obligación de  todos de ayudarse y una obligación de todos de ayudar a ambos. Pero como Concejal ¿qué le hace más ilusión o que cree más necesario. Traer un partido de una selección absoluta que dé espectáculo y con la que disfrutar o utilizar los recursos para la cantera local y en la mejora de todas sus condiciones?
Siempre lo segundo, sin ninguna duda. Como aficionado a cualquiera nos gusta ver jugar a Gasol, a mí me encantó verlo, pero como administración pública nuestra responsabilidad es que la ciudad crezca y los ciudadanos tengan mejores condiciones de vida y en esto lo que implica es que los niños, los ancianos, las mujeres tengan buenas oportunidades para hacer deporte como hábito de vida saludable, como generador de buenos valores y ahí es donde hay que poner el máximo esfuerzo, siempre. A partir de ahí tener la oportunidad de generar eventos deportivos relevantes como traer la selección nacional de Baloncesto, Balonmano o traer un Campeonato importante a nivel internacional es bueno pero como elemento que venga a reforzar lo otro para generar la inquietud de los chavales por hacer deporte. El objetivo siempre es que la ciudad, repito, haga deporte como hábito saludable.

Por supuesto. Pero si además la organización de campeonatos genera ingresos para la ciudad mejor. Llevamos años escuchando que el turismo deportivo es una inmejorable fuente de ingresos en Valladolid y ese turismo lo genera la organización de campeonatos de base, no la llegada de grandes selecciones.
Está claro que lo que más aporta desde el punto de vista económico a la ciudad es la organización de eventos de niños, de Cadetes de Juveniles o incluso de Veteranos. Llegan los participantes, llegan acompañados de los familiares y además están varios días. Haz cuentas. 800 ó 1.000 niños más los padres, los entrenadores o monitores... de repente llegan a la ciudad tres mil personas que están tres días y a parte de ver competir al chaval, comen, cenan hacen compras en el comercio local con una repercusión palpable. Y eso está reconocido por la Asociación de Hosteleros que dicen que hoy el deporte es lo que más genera. Los otros eventos, más relevantes mediaticamente, no tienen esa influencia económica. Pero sí dan una relevancia a la ciudad. 

Deme algún ejemplo.
La final de la Copa del Rey de Rugby. Ese evento puso a Valladolid al mismo nivel de cualquier ciudad a la hora de demostrar la capacidad organizativa de un gran evento deportivo. Pero seguramente a nivel económico la repercusión en la ciudad a nivel económico no fue tan importante como un campeonato de niños, pero algo así provoca una imagen que luego hace que sea más sencillo ponerte a la cabeza para pujar por un evento deportivo sea de la categoría que sea. 

¿Así que lo que hace falta es un Polideportivo moderno y funcional y no un Palacio de Congresos?
Bueno... es complicado. Seguramente sería más real pensar en arreglar el que tenemos. Los tiempos no están para grandes gastos, el Ayuntamiento ahí maneja un presupuesto muy inferior al que teníamos hace ocho o diez años y la capacidad de gasto es muy pequeña por desgracia. Lo que toca es mejorar lo que tenemos y optimizarlo. En el caso de el polideportivo Pisuerga hay que mejorar rendimiento, acústica, aprovechamiento de todas las dependencias que ahora no se pueden utilizar por el tema del concurso del Club Baloncesto Valladolid y en un futuro ya veremos.

Ahora tenemos un gran reto de cara al año que viene que es el Campeonato de Europa de Gimnasia Rítmica que es uno de los eventos a nivel continental más importantes del año y quizás Pisuerga se nos quede corto. Estamos en conversaciones con la Federación para gestionar una instalación paralela para entrenamientos, competición... Son eventos a los que no podemos renunciar.

Hablemos, o sigamos haciéndolo, pero de forma más concreta, del deporte base. ¿Cómo estamos, qué nivel tenemos?
Creo que gozamos de una buena salud deportiva. El Deporte Escolar está creciendo. En dos años se ha experimentado entre un 15 y un 20 por ciento más de participantes. Estamos hablando que todos los fines de semana tenemos alrededor de trece mil chavales practicando una actividad deportiva dentro de los escolares. Y ahí excluimos a los que hacen fútbol, que tienen sus propias competiciones. Yo digo muchas veces que esta ciudad, los fines de semana, se mueve al ritmo del Deporte y que programemos nuestra vida en base al partido del niño o de la niña y su actividad deportiva y eso es sanísimo. A nivel escolar estamos creciendo mucho.

Y me gustaría destacar que si esto es así a nivel base es porque tenemos unos dirigentes, unas personas que no cobran un duro, en muchos casos todo lo contrario y que se comprometen a organizarlo y que sin ellos no se podría hacer. Hay gente que es referencia desde hace años, pero va entrando gente nueva que está cogiendo el relevo. 

Hemos hablado de la élite, de la base, de los escolares... ¿Y el Deporte del Ciudadano, del que no está en un equipo, en una Federación, en una organización. Hay posibilidad de hacer Deporte sin competir, por salud?
Estamos intentando cambiar cosas en este sentido. Es uno de nuestros retos: tener el Deporte como hábito sin necesidad de que sea competitivo. Ciertamente es aquí donde estaríamos la mayoría de la población. Ciudadanos que no queremos competir pero que queremos hacer Deporte por salud o utilizarlo como espacio de relación y ahí lo que tenemos que hacer es mejorar instalaciones y generar ámbitos deportivos gratuitos, al aire libre y a los que se pueda salir de forma natural, no planificada. A correr a jugar al baloncesto o en los que quedar con los amigos para practicar, por ejemplo, un deporte autóctono. Es un reto y ya tenemos planteado mejorar una serie de circuitos para correr en la ciudad con espacio, con caminos balizados, con contenedores, con fuentes... también vamos a acondicionar una serie de canchas polideportivas al aire libre en varios barrios e incluso algunas cubriéndolas con techo y con luz para que se pueda hacer deporte en invierno cuando llueve o ya es de noche. 

Dotar de infraestructura deportiva al ciudadano de a pié. Eso sí es responsabilidad municipal. Esta claro. Pero mantener o incrementar las de los clubes privados ¿de quién es? Me explico. Un club que crece mucho, recibe muchas cuotas de los inscritos pero luego demanda al Ayuntamiento que haga una inversión en las instalaciones que ocupa. Parece una pescadilla que se muerde la cola ¿no?
Es una lucha constante. (suspira). Si puedo decir que en breve se va a hacer un campo nuevo de fútbol en Parquesol. El campo que actualmente es de tierra pasará a ser de hierba artificial con una inversión de 350.000 euros. Ciertamente este club maneja una importante cantidad de niños y está asentado en un barrio con una población joven. También se han cambiado este verano los campos del Arces y del Rondilla y dos campos de fútbol 7. el “Martín Luquero” y el “Hermanos Lesmes”. Se va poco a poco invirtiendo, pero efectivamente sí que hablamos con los clubes que hay que medir, que las posibilidades  municipales son las que son y el dinero, que es dinero de todos, es el que es. También estamos remodelando el tema de los horarios de los polideportivos ya que hemos detectado que había instalaciones que tenía concedidas un club para su gestión, que no ocupaba todas la horas, así que estamos haciendo un control para que no queden huecos y si un club tiene que dejar de gestionarlo para que lo haga otro o pase a gestión municipal se hará así. No puede haber instalaciones vacías cuando en otros barrios no se da a basto.

Está a punto de comenzar el curso, en todos los sentidos. De cara al 2017 – 2018 ¿cuáles son los retos que se ha marcado la Concejalía de Deportes?
Por una lado la mejora sustancial de instalaciones deportivas. Hicimos un estudio de necesidades y estamos afrontándolo. Te he hablado de campos de fútbol pero también estamos acometiendo obras de mejora en piscinas cubiertas como la de Parquesol o La Victoria.

Y está ese reto del Polideportivo de Las Delicias. Estamos trabajando en el proyecto con el que dar respuesta al barrio y al colegio y a la ciudad en su conjunto.

Y también está el reto de incorporar de pleno a la mujer en el Deporte. Tenemos analizado que las niñas practican deporte hasta la adolescencia. Los trece, catorce o quince año y que después lo dejan. Quizás no hay grandes espejos en los que mirarse aunque poco a poco van surgiendo o quizás es que se espera de ellas otra cosa socialmente, por desgracia. Es muy importante para general igual en todos los ámbitos de la sociedad que las chicas se incorporen al deporte y no lo hagan unicamente de niñas o ya de mayores cuando acuden a las actividades que hay para los mayores.

Y no puedo olvidarme de que debemos seguir potenciando los eventos deportivos que generan recursos económicos para la ciudad. Creo que ahí se puede crecer mucho y que ahí debemos incorporar a todos los sectores de la ciudad. Si el deporte genera recursos para la hostelería, la hostelería tiene que implicarse. Hace poco estuve reunido con la nueva presidenta de la Sociedad de Hosteleros y efectivamente es consciente de la importancia que estos eventos que traemos repercuten de forma importante en sus negocios, así que tiene que sumar y debemos crear alianzas.

Y si la hostelería invierte en Deporte, “lo pone”, el Ayuntamiento se borra.
¡Ni mucho menos! La implicación del Ayuntamiento es y será máxima con el Deporte pero está claro que no llegamos a todo. Hay que buscar una implicación en conjunto. El valor social y económico del Deporte es monumental, es uno d ellos mayores valores que podemos tener en esta ciudad, pero con la suma de todos. Las empresas pueden encontrar el ámbito de repercusión que necesitan ya que el deporte siempre tiene una cara amable. Fíjate en el baloncesto. A pesar de que hace dos temporadas descendió, la cara que dio fue una cara amable, un proyecto de la casa, de la ciudad, con chicos de la ciudad.... cuando una marca invierte en Deporte al 99 por ciento tiene una repercusión en imagen muy positiva.

La última. De cero a diez, póngase una nota por lo hecho en estos dos años en la Concejalía de Deportes.
Bueno... vamos a poner un seis y medio (sonríe). Está bien pero sin lanzar las campanas al vuelo. Hay que pensar que hemos avanzado mucho que hemos sumado cada vez más gente a un proyecto común pero que aún queda mucho por hacer. Un aprobado alto pero con mucha modestia.

¿Otro café?
No, no. Es que voy con el tiempo contado. Este ya lo pago yo y me debes uno. 

Así será.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *