NOTICIAS_SLIDER

San Silvestre… ¿ya no corre?

EDITORIAL

Al momento del cierre de este número de “Tu Deporte”, (¡el cuarto ya!) las posturas están más que encontradas. La suspensión de la Carrera Popular San Silvestre, es un hecho y eso es un auténtico disgusto para nuestro Deporte. Sobre todo, principalmente, para ese que desde aquí tratamos de destacar, potenciar. El Deporte como disfrute, como elemento social. Y es que la San Silvestre es eso, Deporte y diversión o al revés, es igual. Es una forma de divertirse en compañía de la familia, de los amigos y hacerlo practicando Deporte, corriendo. En la San Silvestre confluyen varios caminos. Deporte. Familia y amigos. Socialización. Disfrute de los espacio públicos. Acercamiento a la ciudad. Todo se une durante algo más de dos horas en el penúltimo día del año, momento de celebración, de algarabía de buenos propósitos de reuniones familiares, de encuentros con esos amigos a los que año tras año les dices eso de “tenemos que vernos más”… Así que sí. Definitivamente, la San Silvestre de Valladolid nos apetecía, nos parecía uno de los eventos más agradables, más entrañables, a nivel deportivo, del año.

Pero todo esto ha chocado frontalmente con los intereses de los comerciantes del centro, que han entendido que la carrera cerraba los accesos a la zona durante demasiado tiempo, en un día en el que las ventas son importantes. Choque de intereses que se ha resuelto a favor de los comerciantes tras la decisión del alcalde. Ni el adelanto de hora, para que el Centro quedara abierto a las once y media de la mañana, ha convencido y la postura ha sido no. Rotundamente no. Una auténtica lástima. Una publicación deportiva como esta tendría que inclinar la balanza hacia los argumentos deportivos, hacia los que defienden la actividad deportiva en una ciudad que es de todos. Pero seguramente lo argüido por los ciudadanos que tienen sus negocios en el Centro, también tiene su peso y su importancia. Faltó diálogo, entendimiento, consensuar una salida, arbitrar una fórmula. Valladolid es de los vallisoletanos. Y la gente tiene derecho a utilizar su ciudad y a poder disfrutar en sus calles de una actividad lúdico-deportiva que se desarrolla en numerosas ciudades en todo el Mundo. Pero en esas calles hay negocios de vallisoletanos a los que no se les puede impedir ganarse  las “habichuelas” en días de gasto, de negocio. Quizás lo malo sea que hubo demasiada cerrazón, pocas ganas de entenderse y una media verónica del Alcalde mirando al tendido de los comerciantes a los que compensar por otras circunstancias. Lo malo es eso y el precedente. ¿Volverán a disputarse carreras por el Centro de la ciudad? ¿Cuándo molesta y cuándo no lo hace una carrera?

El caso es que, al cierre, no hay San Silvestre.  Una lástima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *