NOTICIAS_SLIDER REPORTAJES

‘THE FIGHTERS’ MADE IN VALLADOLID

Dos púgiles vallisoletanos tomaron parte en los Campeonatos de España por Clubes que se disputaron el último fin de semana de Noviembre en Santiago de Compostela.

Son dos casos diferentes en cuanto a trayectoria se refiere. Uno, Lorenzo García Vega, ha vuelto a la competición, motivado por un “no quiero que me quede nada adentro de lo que podía haber dado en este deporte” y el otro César Pinillos Redondo, es un joven kickboxer que está empezando a salir con cierto éxito, a competiciones regionales y nacionales. No obstante los dos tienen un denominador común: La Ilusión. Ese y que a los dos los entrena Roberto Corona, un hombre de sobra conocido en el panorama nacional de este Deporte, en el que llegó a ser Campeón del Mundo en el 2014 en una cita que se disputó en Santorini.

Ahora desde la esquina, “aunque no descarto regresar algún día...” , nos advierte, el medinense dirige a Lorenzo y a César a los que ha guiado en ese Campeonato nacional y lo ha hecho con buenos resultados ya que Lorenzo se proclamó subcampeón en pointfight y medalla de bronce en lightcontact. César, por su parte, se trajo de tierras gallegas una plata en lightcontact, su prueba más fuerte y de la que es actual campeón Regional. César participó, así mismo, en Kickligth y pointfight y en ambas consiguió subir al tercer puesto del cajón a pesar de ser la primera ver que competía en ambas. Son buenos resultados deportivos que se complementan con la sobresaliente satisfacción personal. Ambos se acaban de examinar de grado y el Campeonato ha venido a corroborar el buen momento por el que atraviesan. Es cierto que el trabajo realizado para un examen o para un campeonato es diferente, pero a nivel físico, la preparación del nuevo grado ha sido importante para una cita en la que han destacado.

Como destaca Roberto, “ambos se lo han tomado muy en serio, han sido muy responsables y no han fallado en ningún momento en la preparación. Yo particularmente confiaba en que ambos pudieran hacer un buen papel ya que, como digo, el trabajo ha sido realmente bueno”

“Loren” ha regresado a la competición. Ya hace años que se había apartado debido a varias circunstancias. Estudios, trabajo y una inoportuna lesión que llegó cuando se había proclamado Campeón de España a los 16 años. Ha participado en esta re entré, en dos pruebas, la de contacto ligero a crono corrido. Se desarrolla en dos asaltos de dos minutos y en pointfight, que se desarrolla a crono parado. Cada vez que hay un punto el árbitro para el cronómetro, señala el punto y se vuelve a empezar.

A pesar de los años transcurridos, Loren ha regresado como si fuera la primera vez. “La verdad es que estoy muy ilusionado. Hace años estuve ahí, fui campeón de España y me encantaba competir, pero al pasar a Senior tuve una lesión y mi vida cambió hasta tal punto que incluso abandoné la práctica deportiva. Pero con el paso de los años me volví a encontrar con Rober Corona, que había sido compañero mío en la selección y me volví a enganchar. Llevo año y medio muy fuerte, entrenando bastante bien, incluso he perdido algo de peso y me encuentro muy bien”

Loren bromea cuando le preguntamos por su día a día ya que actualmente estudia, trabaja y entrena... “Si. Es que mis días tienen 25 horas!! Trabajo a jornada y media y estudio el Grado Superior de Administración y Finanzas y ahora estoy con las prácticas. A ver si acabo y puedo estabilizarme un poco”. Es la demostración de que si se quiere se puede y que el día da para mucho. “yo llevaba mucho tiempo fuera y quería probarme. Es cierto que sabía que iba bien, yo mejor que nadie me conozco. El que tuvo retuvo y el cuerpo tiene memoria y saber competir y tener experiencia es un paso ganado. Yo tengo muchos combates a la espalda aunque sea en gimnasio y esa experiencia es muy importante”.

César se proclamó el año pasado subcampeón de Castilla y Léon de lightcontact y en este último campeonato nacional ha competido, como indicábamos, en tres modalidades consiguiendo metal en todas. Acaba de llegar al mundo competitivo y desde luego entró en él por la puerta grande. “El año pasado estaba bien y Rober me llevó al Campeonato Regional. Competí muy bien y me presenté en la final. Fue un combate que disfruté mucho, la verdad, pero hay que reconocer que mi rival era algo superior y se acabó imponiendo. Esto para mí ha sido principalmente una toma de contacto de cara a los Campeonatos Regionales en los que quiero ganar ya que he estado entrenando mucho y bien y yo me siento bien. Haber conseguido una medalla aquí ha sido muy importante para afianzar el trabajo”.

Respecto al campeonato Regional del pasado año, su entrenador, Corona nos apunta que “Su rival había sido compañero mío en la selección nacional y es un luchador acostumbrado a tocar metal en Campeonatos Mundiales. No era un cualquiera y César, desde luego, dio la talla para ser su primera gran cita”.

El nivel de Kikcboxing en Valladolid progresa adecuadamente. No estamos, hoy por hoy entre las mejores provincias de España aunque poco a poco nos vamos abriendo hueco. Corona nos recuerda que “hay Ciudades con un buen nivel y algunas cercanas, como Salamanca, con un nivel Top por encima del resto. Aquí en Valladolid hay que destacar la cantera que tenemos en Medina del Campo con un nivel alto y donde empieza perfilarse un interesante futuro y bueno, en la capital casos aislados que destacan el algunas pruebas. Tenemos que seguir trabajando bastante”.

Corona nos habla de la cantera de Medina y a uno le asalta la duda. En un deporte como este las familias se deciden a llevar a sus hijos... está claro que todo está controlado y medido y que a cada edad corresponde un trabajo específico.

“Quizás no me crean, pero les aseguro que nuestro deporte puede resultar menos lesivo que otros mucho más populares y que se practican con asiduidad entre los más jóvenes. Al margen del deporte en sí, les vamos a inculcar una disciplina, unos valores, un respeto en todos los órdenes y como no, con el tiempo seguridad. Los que practicamos kickboxing no somos personas agresivas, todo lo contrario. Lo que un buen entrenador de este deporte enseña e inculca a sus alumnos es a canalizar la violencia, a buscar recursos y salidas para no utilizar nunca la violencia. La gente está confundida”.

En los últimos tiempos, en los gimnasios, este deporte o el mismo boxeo han vuelto a tomar un auge que antes no tenían. Por moda, por entender que es un buen ejercicio aeróbico o simplemente como defensa personal, hay un protagonismo evidente. Loren cree que “es un tema que va orientado al cardio. Es algo que efectivamente está implantándose pero no tanto como deporte de contacto si no como  actividad de cardio, aunque la gente tiene que saber que si hay contacto con un saco o ligeramente con un contrincante, tiene que saber hacerlo ya que si no, es cuando llegan las lesiones. Hay que tener unos conocimientos técnicos para no tener problemas. Es, desde luego, una buena actividad para quemar, para sudar, pero con cuidado, como todo lo que no se domina”.

“Primero la técnica y luego la pegada” Nos apunta Rober “si la técnica no es correcta puede acabar en lesiones de nudillos de muñecas, de rodillas. Es mejor ir despacio, progresar y aprender correctamente”.

Loren y César entrenan en el Budokan. Ahí es donde trabajan día a día para conseguir sus objetivos. No se quejan de nada, pero está claro que las instalaciones para este tipo de Deporte en la Capital y en la Provincia, están lejos de ser las optimas “pero nos apañamos” sentencia Loren. “tenemos espacio para movernos, para trabajar, tenemos tatami... dentro de lo que hay nos lo adaptan muy bien para que trabajemos en las mejores condiciones. ¿Que nos falta un ring? Pues si nos ponemos exquisitos, sí. Sería lo ideal. Pero no nos quejamos”.

Son dos deportistas de Valladolid que al amparo y con la dirección de un campeón del Mundo tratan de estar en lo más alto. Uno ya llegó y tras años lejos, quiere volver a estar. El otro va paso a paso y firme para tratar de hacerse un hueco en la élite. Trabajo, esfuerzo y dedicación, más los consejos sabios de Corona. No parece una mala fórmula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *